Trastorno del Espectro Autista | TEA

Trastorno del Espectro Autista | TEA

¿Que es el Trastorno de Espectro Autista?

El trastorno del espectro autista (TEA) es una condición neurológica y de desarrollo que comienza en la niñez y dura toda la vida. Afecta cómo una persona se comporta, interactúa con otros, se comunica y aprende. Este trastorno incluye lo que se conocía como síndrome de Asperger y el trastorno generalizado del desarrollo no especificado.

Se lo llama “trastorno de espectro” porque diferentes personas con TEA pueden tener una gran variedad de síntomas distintos. Estas pueden tener problemas para hablar con usted y es posible que no lo miren a los ojos cuando usted les habla. Además, pueden tener intereses limitados y comportamientos repetitivos. Es posible que pasen mucho tiempo ordenando cosas o repitiendo una frase una y otra vez. Parecieran estar en su “propio mundo”.

Durante los chequeos regulares, el doctor debería examinar el desarrollo de su niño. Si existen signos de TEA, su niño tendrá una evaluación completa y exhaustiva. Esta puede incluir un equipo de especialistas que realizarán varios exámenes y evaluaciones para llegar a un diagnóstico.

No se conocen las causas del trastorno del espectro autista. Las investigaciones sugieren que tanto los genes como los factores ambientales juegan un rol importante.

Actualmente, no existe un tratamiento estándar para el TEA. Hay muchas maneras de maximizar la capacidad del niño para crecer y aprender nuevas habilidades. Cuanto antes se comience, mayores son las probabilidades de tener más efectos positivos en los síntomas y las aptitudes. Los tratamientos incluyen terapias de comportamiento y de comunicación, desarrollo de habilidades y/o medicamentos para controlar los síntomas.

NIH: Instituto Nacional de Salud Infantil y Desarrollo Humano

¿Y cuando se tiene un diagnostico? 

Si bien el autismo no tiene cura, la intervención y terapia precoces pueden ayudar a los niños a desarrollar sus habilidades y lograr su mayor potencial. La terapia se adapta a las necesidades individuales de cada niño y puede incluir terapia ocupacional, educacional, comportamental y del habla.

El objetivo de la terapia es ayudar a los niños a aprender lo siguiente:

• Estar seguros y cuidar el cuerpo
• Comunicarse con sus compañeros y cuidadores
• Jugar con los demás y cooperar con las normas sociales
• Minimizar los comportamientos no deseados, como los agresivos o repetitivos

De acuerdo con algunas investigaciones, un mínimo de 25 horas por semana de terapia social, del comportamiento, del juego, del habla y otros tipos de terapias del desarrollo puede ayudar a maximizar el potencial de un niño.

Algunas veces, también se utilizan medicamentos para tratar determinados síntomas, como la agresión hacia uno mismo o hacia los demás, los problemas de falta de atención, los comportamientos obsesivo-compulsivos y los cambios de humor.

Si bien son pocas las investigaciones que respaldan el uso de terapias alternativas o no tradicionales, como la modificación de la dieta, el consumo de suplementos, el uso de la música y el arte, y la terapia asistida con animales, algunas familias han informaron que estas aportaron beneficios significativos.

Antes de los 3 años

Antes de los 3 años, los niños reciben terapia a través del programa de intervención temprana de su estado de residencia. Las familias trabajan junto con los terapeutas para desarrollar un Plan individualizado de servicio para la familia (Individualized Family Service Plan, IFSP), que describe los tipos de terapia que se proporcionarán y los objetivos que se persiguen. Un equipo de terapeutas (que puede incluir terapeutas del comportamiento y del habla, y maestros de educación especial) proporciona terapia en el hogar.

El objetivo del tratamiento es ayudar a los niños a llegar al punto en el que puedan aprender en una clase común y ser lo más independientes posible en la vida diaria.

Después de los 3 años

Los niños entre 3 y 5 años tienen derecho a recibir servicios de educación preescolar gratuitos gracias a la ley de educación para individuos con discapacidades (Individuals with Disabilities Education Act, IDEA). Los programas terapéuticos y educativos se ofrecen a través de los distritos escolares locales u otros centros de educación, ya sea en el hogar o en un salón de clase. En algunas áreas también se ofrece educación para padres a fin de ayudarlos con los desafíos de criar un niño con discapacidades del desarrollo.

Una vez que los niños llegan al jardín de infantes, los padres pueden solicitar que se elabore un plan de educación individualizado (Individualized Education Plan, IEP) a través del distrito escolar local. Un IEP puede incluir objetivos educativos, así como sociales, del comportamiento y del cuidado personal.

¿Cómo ayudar a su hijo?

Cuando descubre que su hijo puede tener un retraso en el desarrollo, es importante recibir ayuda. Incluso antes de que se realice un diagnóstico formal de autismo, su hijo puede comenzar con una intervención temprana para tratar los retrasos en lenguaje y otro tipo de retrasos.

Para más Información puede llamar al 2271-5200. Será un gusto atenderle.